PRINCIPAL  |  FOROS  |  ENLACES  |  PUBLICA TUS ARTÍCULOS  |  PRIVACIDAD  |  CONTACTO  | 
Quidsweb.com » Noticias de televisión, audiencias, crítica, rumores, series, telenovelas y cine Hospedaje y dominios
TVAEAQ: Deborah acaba con Don Félix
Rosa, 07/01/2005

Anteriormente en TE VOY A ENSEÑAR A QUERER:

-Diana trata a unos animales de Alejandro picados por una víbora y él le pide que vuelva a la Hacienda como veterinaria
-Pablo siente cosquillas en el pie
-Milciades quiere el toro que embistió a Pablo
-Félix registra el apartamento de Luis Carlos, cuando llega éste con Deborah

Félix se esconde cuando Luis Carlos entra en la habitación y coge unos papeles de la sociedad familiar que entrega a Deborah. Ésta se va aunque le promete a su amante que le recompensará. Félix sale huyendo aunque casi es pillado por Luis Carlos.

Pablo le dice a su padre que le pedirá a Diana que estén juntos cuando él se recupere y le pide que no se oponga, y deje de decirle a ella que vuelva a la Hacienda. Elena, conciliadora, le pide a su hermano que todo vuelva a como era antes, pero él le dice que no depende de él.

Diana interroga a los hombres de Milciades sobre las víboras y ellos le cuentan a su patrón lo que les dijo la veterinaria. Él está listo para darle una lección.

Félix llega a la Hacienda y está muy huidizo con Deborah y le dice que está preocupado por la sociedad familiar. Después, le pregunta si ella es honesta con él y si Luis Carlos le acosa. Ella lo niega todo pero él sigue mal con su esposa.

Alejandro visita a Diana y los dos deciden terminar con todo. Alejandro le da las gracias por ayudar a Pablo y le dice que, a pesar de todo, le ama.

Al día siguiente, Félix le pregunta a Pedro qué sabe de una posible relación de su mujer con Luis Carlos. Don Pedro dice que él no se mete en eso y Félix cree confirmar sus sospechas e ignora a Deborah cuando llega a la empresa. Deborah le dice a Luis Carlos que deben adelantarlo todo porque Félix sabe lo que ocurre.

Diana sube a su jeep y encuentra una serpiente. Ella queda inmóvil y es Alejandro quien le salva cogiendo con un saco al animal. Diana le dice que sospecha que fueron los hermano Mejía quienes hicieron eso, y lo de los animales en la Hacienda. Clementina se preocupa por Empera y Bernardo.

Félix le entrega a Don Pedro unos papeles firmados sobre el testamento y le dice que se arrepiente de su boda con Deborah. Ella llega y, aunque él se resiste a ir, convence a su esposo para ir al apartamento de Luis Carlos a solucionar algunos problemas del mismo. Una ves llegan, Don Félix se enfrenta a Luis Carlos porque está con Deborah. Félix sufre un ataque y cae al suelo. Deborah manda a su amante a por insulina y ella le muestra el vídeo erótico con Luis Carlos a Félix. Él le dice que le dejará ir con él pero ella le dice que no se caso con él para no obtener nada. Cuando vuelve Luis Carlos, ella le pide que inyecte a Félix una sobredosis de insulina pero él se niega. Félix aprovecha para encender la videocámara y comienza a grabar. En ese momento, Elena, Camila y Salvador tocan a la puerta... Luis Carlos termina inyectando a Félix y Deborah sale tras los que llamaban a la puerta. Deborah les dice que Félix sufrió un desmayo y cree que está muerto. Todos suben y Salvador le toma el pulso y aún vive, por lo que llaman a una ambulancia. Deborah y Luis Carlos se ponen nerviosos...

Tulia habla con sus hermanas Empera y Clementina y ponen sobre la mes que la paternidad de Bernardo, Margarita y Estefanía es de Sacrificios. Las tres hermanas deciden hablar con él.

Al rato llegan los de urgencias pero nada se puede hacer más que certificar su muerte. Salva llama a Alejandro, que le da la noticia a Pablo mientras estaba con Diana en la terapia. Padre e hijo se unen para llorar a Don Félix. Mientras, en el velorio, Deborah le aconseja a Luis Carlos que se marche.

Empera, Clementina y Tulia se juntan con Sacrificios y con sus hijos y por fin revelan la verdad.

Bernardo habla con Flor de sus sentimientos por ella pero Flor solo le quiere como amigo.

Milciades se entera de la muerte de Félix y está seguro que Deborah fue su asesina. También Camila, que se lo pregunta a su hermana... Deborah le pega una cachetada y Camila le promete que si se entera de algo, jamás le perdonará. Deborah se hace la digna y le dice que ella jamás haría eso porque amaba a Félix y dejó a Luis Carlos por él. Además, le pide que como su hermana, le tenga más confianza. Camila no cree para nada que dejase a Luis Carlos pero aún así, decide apoyar a Deborah y se abrazan.

El doctor le comenta a Alejandro y Diana que Félix estaba muy deprimido por su impotencia sexual y comenta que hubo una dosis de insulina, y cree que quizás se suicidió.

Pedro le dice a Deborah que se sorprende de lo que ocurrió porque don Félix estaba estupendamente en la oficina. Deborah le dice que no comience a decir chismes. Alejandro llega y Deborah le arma un drama, diciéndole que Félix fue a ver unas humedades al apartamento que alquilaron a Luis Carlos y que paso todo. Ella se echa a llorar en su hombro, con Pedro mirándoles de reojo. Después, Pedro va a hablar en privado con Alejandro pero Luis Carlos, ordenado por Deborah, les interrumpe. Luis Carlos le dice a Pedro que deje los comentarios malintencionados o se las verá con él por las malas.

En la Hacienda, Deborah se hace la víctima con Alejandro y le dice que ya se dio cuenta que no forma parte de la familia. Pero él le dice que sí, que todo seguirá igual. Los dos se abrazan y llega Diana, que se pone celosa, y se va con Pablo a la terapia. Deborah se queda contenta. Pero algo le remuerde aún. Por eso, al día siguiente, Don Pedro está solo en la oficina cuando Deborah aparece y le amenaza con que algo pasará a su esposa Rufina y a su hija Diana si dice algo... Deborah le pregunta a Don Pedro por el testamento de Don Félix pero una empleada les interrumpe y el padre de Diana se marcha sin darle respuesta. Después, en casa, Pedro le dice a Rufina que le hace mucha falta Don Félix y ella le consuela.

Diana está con Pablo, que no asimila la muerte de su abuelo. Después, Tulia le insinúa que debería quedarse con Pablo pero ella le dice que solo vino a ayudarle. Tobías le pide a Tulia que no se meta, que Diana quiere a Alejandro, pero Tulia dice que él debe pensar en su familia, más que en el amor de Diana.

Deborah va al apartamento y empieza a liarse con Luis Carlos pero él no está dispuesto, pues además recuerda que allí murió Félix. Deborah se sorprende de que Luis Carlos no tenga ganas y le avisa que deben vigilar a Don Pedro.

Empera está en el bar con Juan Manuel y ella decide irse porque Estefanía estaba allí pero su hija le pide que se quede, que ella se va con Pueblita. Sacrificios va también con ellos dos. Empera va a la habitación de Juan Manuel donde pasan su primera noche juntos. Mientras, Bernardo y Flor hablan del despido del muchacho como locutor de radio y ella le da un tierno beso. Juan Manuel baja de nuevo al bar y brinda por la felicidad, anunciando que se queda en el pueblo. El alcalde está allí y comenta a un cómplice que su felicidad se acabará pronto. Juan Manuel le pregunta por qué le mira tanto y el alcalde le dice que espera que el pasado no intervenga en su felicidad...

Deborah le pide a Milciades que le preste a los Mejía para un trabajito con el padre de Diana. Él le dice que no cumplió con lo de Camila y ella le retuerce los genitales y le dice que se olvide de su hermana. Mientras, Pedro le dice a Alejandro que Félix hizo cambios en su testamento. Él le pregunta cuáles pero Deborah llega y mira al padre de Diana con mala cara y éste se asusta. Además, ella les dice que lo último que deben hacer es hablar de dinero cuando su marido acaba de morir.

Rufina llega a la oficina pero no está Deborah. Luis Carlos le ofrece llevarla a buscar un taxi. Es entonces cuando llegan los Mejía. Uno agarra a Luis Carlos y él otro a Rufina, que empieza a defenderse, pero le roban el bolso. Rufina cuenta todo en casa. Pedro le pregunta por qué fue a la empresa y ella le responde que fue a ver a Deborah y no estaba. Llegan entonces flores para Rufina donde Deborah se disculpa. Luis Carlos le reclama a Deborah que los Mejía le golpearon mucho y ella se enfada porque sabe que Milcíades así lo quiso. Él ríe con los hermanos sobre ese asunto en su rancho.

Flor le informa a Diana que se va a leer el testamento de Félix. Llega don Pedro con el notario. En el testamento, Félix deja el 30% de todos sus bienes a Pablo, así como a Elena, a la que también deja la casa familia de vacaciones. Un 15% se lo da a su hija Orquídea, si aparece. Todo su dinero en la banca es para Alejandro. El resto es para Camila para que pueda ir a la Universidad. Ese dinero será administrado por Alejandro. A su esposa le mantiene una pensión de por vida, acorde con su estilo de vida y además, le pide que siga trabajando junto a Luis Carlos en la empresa.

Deborah le mete a su hermana en la cabeza que ella intercedió para ese dinero de Félix para sus estudios. Alejandro les visita y le dice a Deborah que nunca le faltará nada.

Diana está con Pablo y llega Alejandro que le mira intensamente. Pablo no quiere seguir con la terapia. Alejandro se va a montar a caballo. Pablo se entera y sabe que Diana se acaba de marchar y decide irse con Elena también. Pablo encuentra el jeep de Diana, mientras ella y Alejandro se encuentran y se besan...

Y próximamente en TE VOY A ENSEÑAR A QUERER

-Camila ve a Flor y Salvador y cree que están juntos
-Pelea entre Alejandro y Milciades
-Flor le dice a Diana que le gusta Salva


Escribe tu mensaje
Caracteres restantes: 

Autor: Anónimo (Identifícate o regístrate)      Web: