PRINCIPAL  |  FOROS  |  ENLACES  |  PUBLICA TUS ARTÍCULOS  |  PRIVACIDAD  |  CONTACTO  | 
Quidsweb.com » Noticias de televisión, audiencias, crítica, rumores, series, telenovelas y cine Hospedaje y dominios
AMOR REAL: Adolfo, preso, es chantajeado por el Alcalde. Antonia coge unos venenos
Rosa, 08/05/2005

Manuel confiesa a su mujer que tiene miedo por ella por todo lo que está ocurriendo, y cree que quizás le pasó algo al administrador. Él piensa en que debe irse a la ciudad y ella le dice que no quiere separarse de él y se abrazan...

Mientras, Antonia comenta con su nana que le da cosa trabajar con los enfermos. Damiana le comenta que Silvano y Rosario parecen muy amigos porque hablan a escondidas. Mientras todos buscan al administrador desesperados, Damiana cree que Antonia debe aprovechar y hacerse cargo ella de ese trabajo.

Manuel va a la Hacienda de los Heredia y habla con Catalina. Manuel se preocupa por ella porque tose mucho. Él le pregunta si toma medicamentos y ella dice que no le ayudan mucho. Ella le pide si pueden volver por San Cayetano y él le dice que cuando lo desee. Catalina se queda feliz y canta en su cuarto pensando en Adolfo.

Éste está cobrando el dinero de su finca y camina ya hacia San Cayetano. Le dice a Delfino que se irán a Estados Unidos tras entregar el dinero al chantajista de Humberto.

Al día siguiente, Manuel se marcha para Cerro Alto y le pide a su esposa que sea prudente, dejando a Silvano a su cuidado. Matilde se va con escolta a ver al Padre Urbano. Ella le cuenta donde está Manuel y Dionisio les escucha y se lo cuenta al ayudante del alcalde. Matilde le pregunta directamente al párroco si Rosario es la madre de Manuel. El Padre le pregunta si le avergüenza si lo fuera. Ella dice que no, pero Urbano ve reticencia en ella. El cura le dice que la madre de Manuel era decente pero abusaron de ella. Matilde insiste en si es Rosario pero el Padre dice que le contestará cuando esté preparada. Matilde piensa que quizás Manuel tenga resistencia a aceptarla. Él le dice que Manuel creció entre humildes y sabe que en ellos está el valor. El Padre le dice que si quiere a Manuel, debe recibir a su madre, que puede aparecer si el Señor lo quiere. Después, el Padre Urbano le pregunta por Adolfo. Ella le dice que se marchó y él le cuestiona si le faltó a su esposo. Matilde le dice que sí y sale corriendo.

En la Alcaldía, Quintero decide que el Teniente Santibáñez debe esconder los animales de Manuel, y le dice que debe mandarle un telegrama y avisarle.

En el Hospital, enseñan a Antonia las medicinas y le advierten que hay venenos que no debe tocar. Antonia los mira interesada. Después, coge un bote nuevo y pone un poquito de cada uno. En la casa, Damiana lo ve esconderlo y lo prueba pero lo escupe y lo deja donde estaba. Después le pregunta a Antonia y ella le dice que lo trajo como un impulso, sin saber si lo usará.

Adolfo le pide a Delfino que vaya a ver como están las cosas en la Hacienda mientras él se esconde en la de los Heredia. Allí se encuentra con Catalina, y charlan animadamente.

Rosario le sube un té a Prudencia y ella le interroga si es la madre de Manuel. Rosario se derrumba y llorando le dice que sí. Prudencia le dice que jamás debe saberlo Manuel porque él ahora es una persona de alta sociedad y está casado con una señorita. Rosario le jura que callará y que lo negará ante Matilde. Y así lo hace, mintiéndole sobre la madre de Manuel, poniéndola de prostituta.

Matilde le advierte a Delfino que Adolfo no debe regresar porque Manuel anda tras la pista de éste. Después, el Padre le pide a Matilde que cuente a Manuel la verdad del administrador.

Una de las sirvientas cotillea con Damiana que Rosario esconde algo porque no hace más que mentir.

A pesar de las advertencias de Matilde, Adolfo se empeña en regresar a San Cayetano. Allí encuentran a Benigno, que le dice que está de encargado porque Manuel confía mucho en él. Adolfo y Matilde se encuentran en la casa y ella le dice que el Alcalde sospecha ya de él y Matilde le pide que se vaya porque ya no le ama. Adolfo le desea que sea feliz, porque Manuel es un buen hombre y le dice que tiene el alma dolida por perder a su gran amor. El Alcalde se entera del regreso de Adolfo y sale a buscarle y se encuentran. El Alcalde le cuenta sus sospechas y Adolfo le dice que no tiene pruebas, pero Remigio le dice que hay coincidencias y se lo llevará preso. A Delfino también.

Matilde llora por destrozarle el corazón a Adolfo. Una criada le avisa que el Alcalde se llevo al administrador y su criado a la cárcel. Matilde sale corriendo porque no quiere más injusticias para Adolfo. En la alcaldía, Remigio le da dos opciones a Adolfo: O mata a Manuel o le delata...


Escribe tu mensaje
Caracteres restantes: 

Autor: Anónimo (Identifícate o regístrate)      Web: