PRINCIPAL  |  FOROS  |  ENLACES  |  PUBLICA TUS ARTÍCULOS  |  PRIVACIDAD  |  CONTACTO  | 
Quidsweb.com » Noticias de televisión, audiencias, crítica, rumores, series, telenovelas y cine Hospedaje y dominios
AMOR REAL: Adolfo es herido por Silvano, y culpan a Manuel de mandarle matar
Rosa, 23/05/2005

Tras despreciar de nuevo a Matilde, Manuel sale de su despacho, y Matilde decide irse. Manuel ignora a su esposa. Manuel pregunta a Silvano donde está su madre, pero éste no lo sabe. Manuel le ordena que vigile a Adolfo Solís, y le revela que es aquél Felipe Santamaría.

Matilde visita a Catalina y le dice que Manuel sigue queriendo tener un duelo con Adolfo. Las dos deciden apoyarse y se dan un abrazo. Cuando Matilde sale, Silvano le ve salir.

Augusta sigue preocupada con el escándalo que se producirá con la historia de que Rosario es la madre de Manuel. Humberto cree, por su parte, que Rosario puede ayudar a Matilde.

Manuel llega a la casa Peñalver a buscar a su madre. Augusta sube a avisarle y le dice que su hijo le espera, y falsamente, le comenta que ella le hubiera tratado como se merece de haber sabido que era la madre de Manuel. Éste y Rosario se marchan, y por el camino, Manuel le dice a su madre que necesitan conocerse, pero que ella no debió sentirse avergonzada porque sabe muy bien de dónde viene él.

Matilde le cuenta a su madre lo del posible duelo entre Manuel y Adolfo. Augusta le insiste a Matilde que se meta en la cama de Manuel y le convenza de que él no debe morir en ese absurdo duelo.

Manuel le pregunta a su madre por qué no le contó enseguida la verdad. Rosario dice que estaba avergonzada de verle como patrón y médico, y casado con una mujer fina, mientras ella era una humilde campesina. Rosario le dice que Matilde es muy buena, pero él le responde que hizo cosas que un hombre no puede perdonar u olvidar. Rosario, a solas, llora porque su hijo ni le abrazó, ni le dio un beso.

Humberto y Josefina discuten por el poder. Ella quiere tener intimidad y él se niega y se marcha de la casa.

En el ejército se preguntan sin Manuel Fuentes Guerra vendió unas reces a los insurrectos, después de negarse a vendérselas a ellos.

Sixto, Rosario y Manuel cenan juntos pero de forma muy fría. Rosario se marcha a dormir. Manuel el dice a Sixto que no sabe como acercarse a su madre. Sixto piensa que Matilde puede ayudarle, pero Manuel no está dispuesto. Sixto le dice que lo de Adolfo pasó hace mucho, y que si Matilde no le importa, no merece la pena arriesgar su vida en un duelo. Manuel dice que lo hace por él.

Silvano, que sigue vigilando, ve a Delfino y Adolfo entrar a su casa. Catalina está muy enferma, y Adolfo sube a verla. Ella, muy alterada, le cuenta lo del duelo con Manuel y tosiendo, escupe sangre. Adolfo esconde el pañuelo...

Mientras, Matilde corre hacia casa de Adolfo a prevenirle de Manuel. Ellos se saludan y Adolfo le mira con amor, pero Matilde le rehúsa la mirada, y le pide que no se enfrente a Manuel. Adolfo le pregunta como se siente, y le dice que debieron irse juntos, porque él nunca la hubiese abandonado con un hijo. Matilde comienza a llorar. En ese instante llega Manuel y Adolfo sale a la calle. Los dos se enfrentan y deciden retarse a duelo en el Parque de San Agustín, con pistola y a muerte. Manuel le pide a Adolfo que le diga a Matilde que salga y él solo le dice que Manuel está fuera. Éste se enfada porque su esposa no sale y le obliga a salir. Matilde le dice a Adolfo que detenga el duelo. Después se lo pide a Manuel, pero éste no quiere. Los dos van hacia la mansión Peñalver, y ella le vuelve a suplicar, pero Manuel solo le dice que no quedará desamparada, y le da un beso, marchándose. Adolfo, por su parte, miente a Catalina y le dice que no habrá duelo.

Antonia empieza a preguntarle a Rosario por qué está en la casa de Manuel. Las dos se pelean y Manuel llega y le obliga a Antonia a pedirle perdón a su madre. Antonia se sorprende que lo sea. Ya a solas, Manuel le dice a Antonia que por respeto a su madre, ellos no pueden seguir viviendo juntos. Manuel le cuenta que el duelo será con Adolfo Solís. Después, Antonia se lo cuenta a Damiana y llegan a la conclusión que Adolfo era Felipe.

Silvano convence a Rosario de que se acerque a Manuel y ésta le da un abrazo y él le llama mamá. Manuel le cuenta que cuando el bebé sea mayor, piensa quedárselo. Y espera tener suerte en el duelo, ya que Adolfo, como militar, es mayor experto en armas.

Manuel le dice a Sixto que sea su padrino en el duelo. Le cuenta que su madre y su hijo tengan la mitad de sus bienes, y que Antonia tenga una pensión hasta que se case. De Matilde, está seguro que Adolfo y ella se casarían tras la muerte de Catalina.

Al día siguiente, Adolfo se despide de su esposa y le pide a Matilde que le envíe un telegrama a Doña Juana si él muere, para que venga con Catalina. Después le dice que es el gran amor de su vida y se marcha. Mientras, Rosario bendice a su hijo, que también se marcha.

Ya en el parque, Sixto intenta convencer sin éxito a Manuel. Mientras, Adolfo va galopando cuando le disparan y cae del caballo. Mientras, en el parque, todos piensan que Adolfo es un cobarde. Entonces, aparece el caballo con Adolfo herido y todos le atienden.

Manuel llega a su casa y le cuenta a su madre que seguramente asaltaron a Adolfo antes del duelo. La criada Ignacia le lleva la noticia de la llegada de Manuel a Matilde. Éste piensa en Adolfo y se marcha a ver a Catalina.

Mientras, en la Casa Solís piensan que fue Manuel quien preparó el disparo. Delfino jura vengar a su amigo si muere. Matilde llega y le cuentan lo ocurrido. Ella defiende a Manuel de las sospechas de amañar el duelo. Matilde quiere aclarar las cosas con Adolfo.

Damiana es quien le cuenta a Antonia lo ocurrido. Ésta no cree que Manuel hiciese trampas. Pero Damiana opina que “es mejor un tramposo vivo, que un valiente muerto”.

Manuel sigue pensando en batirse en duelo cuando Adolfo se recupere. Sixto le insiste a Manuel y le dice que si él no hubiese hecho lo mismo que Adolfo si le quitasen a su amada...

Matilde, que está en el cuartel esperando noticias de Adolfo, es sorprendida por Manuel. Les informan que Adolfo está inconsciente y muy grave. Manuel se lleva a Matilde a su casa, aunque ella quiere ir a la de su madre, donde está el niño. Manuel le dice a Ignacia que vaya a la casa Peñalver y traiga todo lo de Matilde y el bebé.

Mientras tanto, Renato visita a Josefina, contándole cómo conquistar a Humberto.

Una vez llegan a la casa de los Fuentes Guerra, Matilde reprocha a Manuel que Antonia esté allí, y Manuel le dice que no es quien para reprocharle y le pide que se vaya a su cuarto. Después, echa a Antonia y Damiana. Ya en la habitación, Matilde le dice que fue al Hospital por las sospechas de que Manuel amaño el duelo. Matilde vuelve a pedirle que le deje ir a casa de su madre... Ésta está contenta porque Manuel por fin se puso como un hombre con su hija. Mientras tanto, Matilde le dice a su suegra que no está dispuesta a volver con Manuel cuando parece que le odia. Prudencia le trae a Matilde su bebé.

Adolfo, que despierta, le pide a Delfino que le diga a Matilde que avise a Catalina de lo ocurrido. Delfino busca a Matilde pero Rosario no le deja ir, y va ella.

Ramón, el militar esposo de Pilar, le cuenta al General Domínguez Cañero que Manuel seguramente amaño el duelo y que es normal en un bastardo. Los dos piensan que deben buscar pruebas para acusar a Manuel de traidor por lo de las reses a los insurrectos, y además, porque Prisco quiere cobrarse la canallada cometida contra Adolfo. Ramón se entera después por Yves (al que presentaron a Matilde el pasado viernes) de que Adolfo delira, y parece ser que el duelo fue por una mujer: Matilde.

Rosario llega a casa de Catalina y le cuenta lo ocurrido. Ella se pone nerviosa, y en ese momento llega el General Prisco, y le cuenta que fue herido a traición, seguramente por Manuel. Ya de vuelta a casa, Rosario informa a Matilde, y Manuel le dice a su madre que no vuelva a ser recadera de Matilde, sin consultarle.

Yves cotillea en el club sobre el affaire entre Matilde y Adolfo. Todo el escándalo comienza a estar en boca de la gente.

Adolfo recobra el conocimiento y Prisco le visita, preguntándole si Manuel fue quien le hirió. Adolfo responde que sí. El General no tarda en ir al caserón de Manuel a buscarle, pero no está, y Matilde le defiende. Después, ella le cuenta lo ocurrido a Rosario y Silvano, y le pide a éste que salga a buscar y avisar a Manuel. Matilde se marcha a buscar a su tía, para ir a visitar a Adolfo.

Manuel está con Antonia, intentando deshacerse de ella, que no quiere dinero, solo amor. Manuel se marcha, esperando que al día siguiente le diga a Sixto si quiere una casa o una pensión mensual. Después, Manuel le dice a Sixto que espera que Antonia encuentre un buen marido. Después marchan al club, donde todos han especulado sobre él. Renato se acerca y les cuenta que se habla mal de Matilde.

En la mansión Peñalver, Josefina le informa a Augusta de los chismes sobre Matilde y sus amores. Prudencia llega con lo mismo, y en ese momento, llega también Matilde para ir al cuartel. Prudencia le dice que ni loca, porque todos hablan de ella. Matilde le cuenta que vinieron a detener a Manuel y se marcha, con Prudencia y Josefina detrás. Augusta, que quiere impedirselo, se queda asombrada que hasta su nuera le desobedece.

En la calle, Manuel y Sixto se encuentran a Silvano, que confiesa ser quien disparó a Adolfo para que Rosario no sufriera. Todos vuelven a la casa y Manuel se entrega, despidiéndose de su madre. Silvano llora y le cuenta a Rosario lo que hizo. Después, Manuel llega a su celda.

Ya en el Hospital, Catalina se interpone y Matilde le dice que quiere escuchar de Adolfo que Manuel fue el culpable. Mientras, Ramón regaña a Prisco porque quiere a Manuel libre para poder investigarle por lo del contrabando a los rebeldes. Además, le dice que es imposible que Manuel en persona disparase. Prisco sigue decidido a tenerle retenido.

Sixto llega con Matilde y le cuenta que Silvano disparó, y que nadie creerá que lo hizo por sí mismo. Delfino escucha tras una muralla...

Más de AMOR REAL el miércoles en Quidsweb.com


Escribe tu mensaje
Caracteres restantes: 

Autor: Anónimo (Identifícate o regístrate)      Web: