PRINCIPAL  |  FOROS  |  ENLACES  |  PUBLICA TUS ARTÍCULOS  |  PRIVACIDAD  |  CONTACTO  | 
Quidsweb.com » Noticias de televisión, audiencias, crítica, rumores, series, telenovelas y cine Hospedaje y dominios
Diamante de sangre

DIAMANTE DE SANGRE, una cinta muy interesante

Juan Rodríguez Millán 07/04/2007
En ocasiones el cine busca conflictos algo olvidados para situar grandes producciones. Y África siempre ha sido un destino predilecto para Hollywood, ya desde los tiempos de clásicos como ‘Mogambo’ o ‘La Reina de África’. ‘Diamante de sangre’ entronca en esta tradición. Es cine de aventuras con trasfondo digamos trascendente.

Edward Zwick, director de esta cinta, no se prodiga mucho tras la cámara, pero sus películas tienen muchos elementos en común con su último trabajo. ‘El último samurai’, ‘Leyendas de pasión’ o ‘Tiempos de gloria’, seguramente su mejor trabajo (y fue realizado en 1989), no distan mucho de ‘Diamantes de sangre’ en cuanto a sus objetivos, sus personajes y su puesta en escena.

A pesar de que su duración es excesiva y se hace algo larga en su parte intermedia sobre todo, ‘Diamante de sangre’ no decepciona. No lo hace gracias a un trío protagonista excepcional. Leonardo DiCaprio parece otro actor desde que cayera por primera vez en manos de Martin Scorsese en 2002 (ya ha rodado tres películas con el por fin oscarizado director, ‘Gangs of New York’, ‘El aviador’ e ‘Infiltrados’). Djimon Hounsou, aquel actor que descubrió Steven Spielberg en ‘Amistad’, borda su papel. Y Jennifer Connelly sigue demostrando que es una de las actrices con más talento que tiene en estos momentos el cine norteamericano.

Hounsou es un hombre que se ve obligado a trabajar como esclavo en las minas de diamantes de Sierra Leona para financiar a la rebelión. DiCaprio es un traficante que averigua que ese hombre ha escondido un enorme y muy valioso diamante rosa. Connelly da vida a una periodista que busca una historia de verdad en el conflicto africano, la verdad sobre el tráfico de diamantes, lo que se conoce como diamantes de sangre. Y a través de la historia de estos tres personajes, Zwick traza un duro relato sobre las miserias de aquel conflicto africano de finales del siglo XX, que tiene su reflejo en la olvidada situación de todo el continente africano.

‘Diamante de sangre’ es una de esas películas más que correctas que se queda a medio camino entre su objetivo de remover conciencias (vemos niños soldado, esclavitud, asesinatos, una guerra civil, ejércitos corruptos..., pero da la sensación de que falta algo que llegue de verdad al corazón del espectador) y el espectáculo cinematográfico (rodado con algo de frialdad, como suele ser habitual en el cine de Zwick). A ello contribuye el final políticamente correcto, el que en la vida real no solemos ver, después de asistir a dos horas de miseria humana. Quizá por eso la Academia no tuvo en cuenta este título para las grandes categorías (sí fueron nominados DiCaprio y Hounsou; eché de menos por ello la nominación a Connelly).

Un detalle para el debate y para la polémica. Hay una escena en la película en la que Jennifer Connelly se emociona y se ve una lágrima recorrer su rostro. Esa lágrima no es real, es digital y se añadió por expreso deseo del director. En Estados Unidos ha habido cierto controversia entre quienes entienden que se trata de una manipulación del trabajo de la actriz y quienes ven campo abierto para retocar absolutamente todo en una película en aras de lograr la visión del director.


Anónimo - Martes 26 de noviembre de 2013 a las 13:26

UNA CINTA MUY CRUDA DE LA REALIDAD EN AFRICA
Escribe tu mensaje
Caracteres restantes: 

Autor: Anónimo (Identifícate o regístrate)      Web: