PRINCIPAL  |  FOROS  |  ENLACES  |  PUBLICA TUS ARTÍCULOS  |  PRIVACIDAD  |  CONTACTO  | 
Quidsweb.com » Noticias de televisión, audiencias, crítica, rumores, series, telenovelas y cine Hospedaje y dominios
Blade Runner (II)

Blade runner, toda una metáfora

Juan Rodríguez Millán 11/04/2007
EL ANUNCIO DE COCA-COLA

Si fue una de las primeras películas en tener un montaje del director que se estrenara en salas comerciales, ‘Blade Runner’ también fue uno de los títulos pioneros en explotar las posibilidades del mundo de la publicidad en el cine. Todos recordamos el inmenso anuncio de Coca-Cola que se puede ver en este Los Ángeles del futuro, pero son hasta 31 las marcas comerciales que aparecen en la película. Algunas de ellas, gigantes como la propia Coca-Cola o Atari, pasaron por dificultades económicas después del estreno de la película, lo que algunos agoreros no tardaron en denominar como la ‘maldición de Blade Runner’.

No es ésta, una de las mejores obras de Ridley Scott, una simple película de ciencia ficción, es toda una metáfora sobre la vida (hay quien ve incluso una metáfora religiosa y a los replicantes como ángeles caídos) que queda maravillosamente expuesta en el diálogo final de Roy Batty, cuando pronuncia aquel glorioso diálogo de “he visto cosas que vosotros ni siquiera imaginaríais”. Cuando dice “y ahora todos esos recuerdos se perderán”, Rutger Hauer realizó una de las mejores improvisaciones que se recuerdan al añadir “como lágrimas en la lluvia”, una de las frases más recordadas por los aficionados a la ciencia ficción y al cine.

Sus imágenes tienen un poder visual indescriptible y nos sitúan de golpe, desde el primer plano de un apocalíptico Los Ángeles, en ese futuro ya no tan lejano. La labor de Lawrence G. Paull en los decorados y de Douglas Trumbull, David Dryer y Richard Yuricich en los efectos especiales está ya con letras de oro en la historia de la ciencia ficción. Y la música de Vangelis (de la que hay hasta siete ediciones diferentes en CD; se dice que el compositor tardó más de una década en editar la banda sonora por el malestar que le produjo que Ridley Scott utilizara en el montaje músicas no compuestas por él) encaja perfectamente con esa atmósfera. La película nunca llega a aclarar por qué la soleada Los Ángeles es una ciudad deprimente sobre la que apenas deja de llover. El libro, que por cierto situaba la acción en 1992, habla de una guerra nuclear.

¿ES DECKARD UN REPLICANTE?

La fascinación que genera ‘Blade Runner’ ha ido creciendo con los años, al tiempo que se desplegaban grandes debates sobre la película. El más trascendente es sobre Deckard. ¿Es o no es un replicante? Hay opiniones para todos los gustos. Hay quien piensa que sí es un replicante. Hay quien piensa que no lo es. Y hay quien piensa que es irrelevante para la historia. Todos ellos tienen sus argumentos, aunque lo cierto es que todo apunta a que el Blade Runner más conocido era un replicante como aquellos a los que perseguía.

La ambigüedad nace de la propia película. Bryant, el jefe de policía que encarga a Deckard la persecución de los replicantes, le explica que son seis los replicantes que han llegado a la Tierra. En la misma escena, le dice después que son cuatro. El actor que dio vida a ese personaje, M. Emmet Walsh, explicó que grabó un diálogo para sustituir toda la escena, pero que incomprensiblemente Ridley Scott sólo utilizó la mitad. Al parecer, el guión incluía a un quinto replicante, que moría en la entrada a la Tierra, pero esta parte se suprimió por cuestiones de tiempo y de presupuesto. ¿Y el sexto replicante? Sobre eso hay otras muchas teorías...

El propio Ridley Scott confesó en el año 2000 que Deckard era un replicante, pero Harrison Ford lo desmintió, explicando que durante el rodaje se acordó que no lo era. Pero el director incluyó un guiño en la película para alertar a los espectadores más avispados de la condición artificial del personaje protagonista. A todos los replicantes se les ve en un momento de la película un punto rojo reflejado en los ojos, y a Deckard se le ve cuando conversa con Rachael en su apartamento. En la versión del director, Scott lo quiso dejar más claro con el famoso plano de los unicornios. El unicornio de papel que Gaff (Edward James Olmos) deja en la puerta del Blade Runner viene a decir que conoce los pensamientos que han implantado en Deckard, unos pensamientos que el espectador ha visto en las imágenes de los unicornios con los que sueña.

En el guión original se deja incluso más claro que Deckard era un replicante. Cuando Gaff se encuentra con él al final de la película y le dice que ha hecho “el trabajo de un hombre”, originalmente esa frase era más extenso y sembraba en el propio Deckard la duda sobre su origen. Incluso circula la teoría de que Deckard era uno de los seis replicantes del grupo de Roy Batty, capturado previamente para implantarle recuerdos artificiales que le convirtieran en un Blade Runner. El hecho de que Roy parezca conocer a su némesis en la escena final refuerza esta teoría. En cualquier caso, ‘Blade Runner’ alimenta teorías para todos los gustos. Si no lo hiciera, no sería el clásico que es hoy.


Escribe tu mensaje
Caracteres restantes: 

Autor: Anónimo (Identifícate o regístrate)      Web: