PRINCIPAL  |  FOROS  |  ENLACES  |  PUBLICA TUS ARTÍCULOS  |  PRIVACIDAD  |  CONTACTO  | 
Quidsweb.com » Noticias de televisión, audiencias, crítica, rumores, series, telenovelas y cine Hospedaje y dominios
SHREK TERCERO

Shrek, una marca de éxito

Juan Rodríguez Millán 02/07/2007
‘Shrek’ cambió para siempre el mundo de la animación. No porque fuera la mejor película, aunque era bastante apreciable. No porque fuera la que más dinero ganó, aunque Dreamworks, que entonces estaba empezando en esto de la animación, se pudo sentir más que satisfecho con el dinero que amasó. Tampoco porque fuera pionera en su estilo, ya que Pixar y Disney habían tomado la delantera. Pero fue ‘Shrek’ la que marcó tendencias. Derivó el cine de dibujos animados a las tres dimensiones de forma casi definitiva, apuntaló el concepto de secuelas también en este género, hasta entonces poco proclive, y llevó la temática a cuestiones menos infantiles que a lo que acostumbraba la entonces todopoderosa Disney.

Llega ahora la tercera parte de ‘Shrek’, y llega con el anuncio de que la saga continuará con una cuarta parte y con un ‘spin off’ del Gato con Botas. La saga, mientras la maquinaria comercial sigue avanzando y amasando dinero, da signos de declive cinematográfico. ‘Shrek’ fue un ruptura con el cine de animación de los años precedentes, en los que era Disney quien mandaba, quien adaptaba con enorme éxito cuentos infantiles. Y Dreamworks decidió darles la vuelta a esos mismos cuentos y parodiarlos. ‘Shrek 2’ fue una ampliación del universo que presentó la primera película. Y ‘Shrek Tercero’ es exactamente lo mismo. Sigue el camino ya marcado, el modelo que funciona, los chistes que hicieron reír en las anteriores entregas.

¿Qué tiene de nuevo esta tercera película? Nada en realidad, aparte de un inmenso avance tecnológico en la animación (especialmente en los personajes humanos) que se puede apreciar con claridad desde la primera a la hasta ahora última parte. Por lo demás, sigue la misma fórmula de éxito, idénticos chistes, las mismas situaciones, un guión casi calcado. Pero falta la originalidad de la primera entrega, incluso de algunos momentos de la segunda, como la presentación de ese Gato con Botas doblado por Antonio Banderas. Hay personajes nuevos, que llevan la historia a las leyendas artúricas (convenientemente tergiversadas para encajar en este universo de cuento modernizado), pero los patrones son los mismos.

En otras palabras, ‘Shrek’ se ha convertido en una marca destinada a ganar dinero, en la que la película es un producto más. Y prueba de ello es que uno de los personajes de esta tercera entrega cuenta con la voz de Michael Robinson, que agranda la leyenda negra de nombres que forman parte del doblaje del cine de animación sin ninguna habilidad que le acredite para ello. Pero su nombre se coloca en el cartel con ánimo de que atraiga a alguna persona al cine. Porque ‘Shrek’ es ya una marca más que una película. Una marca divertida, eso sí, pero sobre todo una marca.


Escribe tu mensaje
Caracteres restantes: 

Autor: Anónimo (Identifícate o regístrate)      Web: