PRINCIPAL  |  FOROS  |  ENLACES  |  PUBLICA TUS ARTÍCULOS  |  PRIVACIDAD  |  CONTACTO  | 
Quidsweb.com » Noticias de televisión, audiencias, crítica, rumores, series, telenovelas y cine Hospedaje y dominios
Harry Potter y La orden del Fénix

Harry se enfrenta a la peor profesora

Juan Rodríguez Millán 27/07/2007
La saga de Harry Potter alcanza ya la quinta entrega y lo hace instalada desde el principio en la cumbre del éxito. Las entradas para ver las aventuras del joven mago se venden como churros y todo el mundo espera ansioso cada nueva entrega para llenar a rebosar los cines. Y lo que queda sobradamente demostrado, con cinco películas y cuatro directores diferentes es que apenas hay diferencias entre unas y otras. Cambian los responsables, entran y salen actores y personajes secundarios, en ésta cambia incluso el guionista encargado de adaptar el libro de J. K. Rowling. El resultado, en lo básico, es el mismo.

El anterior filme, el cuarto de la serie, ‘Harry Potter y el cáliz de fuego’, acabó con un climax adulto, oscuro, con un inmenso Ralph Fiennes como Lord Voldemort. ‘La Órden del Fénix’ debía recoger esa madurez y potenciarla. Pero no ha llegado todavía ese momento en la saga, a pesar de que el quinto libro presenta el final más dramático de las entregas vistas hasta ahora en la pantalla. Por el lado opuesto, quizá se exceda en su nivel de complicación si el espectador es menor de edad. Hace tiempo que el cine juvenil se ha mezclado con el infantil gracias al márketing. Por ambas razones, Harry Potter cuenta con demasiado público para el que en realidad no está dirigida la película.

Para el fan de Harry Potter, cada película se convierte en un sueño hecho realidad y un elemento más de debate dentro de este amplio universo. Cada fan se pregunta por qué se ha eliminado cierto pasaje del libro o por qué se ha incluido otro que a sus ojos era más prescindible. Con esta quinta película tendrán argumentos de sobra para ese debate, ya que la novela más larga se ha convertido en la película más corta de la saga (135 minutos). Pero es a los fans a los que se dedica la mayor parte del metraje, gracias al desfile de personajes con ninguna o muy pocas líneas de guión, presencias que sólo se explican para satisfacerles y que para los no entendidos en la materia sólo alargan innecesariamente la película.

Lo más destacado de las películas de Harry Potter (toda vez que esta entrega presenta un bajón en el nivel de efectos visuales, a excepción de la compleja batalla final) suele ser el reparto. Además del trío protagonista (Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint, cada vez más mayores; eso obliga a acelerar el ritmo de producción), son muchos los actores prestigiosos que han desfilado por la saga. Gary Oldman vuelve a recuperar aquí el protagonismo de la tercera película, aunque su presencia impacta menos. Ralph Fiennes tiene menos minutos de los que cabía esperar tras el final de la cuarta película. Y destaca la novedad de Imelda Staunton, maravillosa como una odiosa y represora maestra de Hogwarts.

Las películas de Harry Potter no son malas, ni mucho menos. Para un espectador medio, son puro entretenimiento, aunque mucho menos profundo de lo que quizá le parecerá a sus fans. Cabe preguntarse qué habría pasado con esta saga si directores a los que la rumorología ha relacionado con ella (desde Steven Spielberg a M. Night Shyamalan) se hubieran hecho cargo de alguna de sus películas.

David Yates, responsable de ‘La Órden del Fénix’ repetirá en la próxima. Sólo faltará por rodar entonces el último capítulo de Harry Potter, el que está a punto de llegar a las librerías. Será entonces cuando finalice una de las sagas más largas del moderno cine fantástico. Y de las más rentables, aunque no perdure en la retina de quien no sea fan del joven mago como otros títulos de género realizados en décadas anteriores.


Escribe tu mensaje
Caracteres restantes: 

Autor: Anónimo (Identifícate o regístrate)      Web: