PRINCIPAL  |  FOROS  |  ENLACES  |  PUBLICA TUS ARTÍCULOS  |  PRIVACIDAD  |  CONTACTO  | 
Quidsweb.com » Noticias de televisión, audiencias, crítica, rumores, series, telenovelas y cine Hospedaje y dominios
LA JUNGLA 4.0

Bruce Willis, a salvar el mundo

Juan Rodríguez Millán 16/09/2007
Han pasado casi 20 años desde el estreno, en 1988, de ‘Jungla de Cristal’. El director John McTiernan creó entonces un icono del cine de acción, John McClane. Un icono, sí, porque al margen de que las cuatro películas que ha protagonizado sean mejores o peores, se trata de un personaje que nos ha acompañado ya en tres décadas diferentes con el mismo rostro, el de un Bruce Willis que realiza un trabaja maravilloso en todas sus apariciones en la piel de este policía destinado a estar siempre en el lugar más inoportuno y en el momento más inadecuado. John McClane, el arquetipo del hombre normal que se convierte en héroe por obligación.

‘La Jungla 4.0’ no difiere en mucho de sus predecesoras en lo esencial. McClane se ve inmerso en una trama terrorista que sólo él puede derrotar, y para ello cuenta con un abanico de personajes secundarios que varía siempre de película en película. Esta cuarta entrega, que ha sido la única que la a veces sorprendente industria norteamericana no ha calificado para mayores de 18 años, es tan violenta como las anteriores. Promete acción y ofrece acción. Con algún que otro exceso, como esa imposible escena en la que se ve involucrado un caza. Es un giro exagerado, impropio de una saga como ‘La Jungla’, pero también el peaje que hay que pagar por hacer una cinta de acción en este a veces desmadrado siglo XXI.

Busca un inicio tan espectacular como el de ‘Jungla de Cristal: La venganza’, un escenario tan catastrófico como el de ‘La Jungla 2: Alerta Roja’ y un enfrentamiento con un villano tan carismático como el de ‘Jungla de Cristal’. Y triunfa a medias. El inicio no convence porque algo suena raro. Sí, es la ‘Jungla’. Sí, es John McClane, pero pronto empiezan a verse las diferencias entre el cine de acción de los 80 y los 90, y el de este nuevo siglo. Esa sensación se nota, por un lado, en el excesivo movimiento de cámara en algunas secuencias (el cine americano de acción ya no quiere mostrar, quiere marear; afortunadamente la herencia de McTiernan pesa e impide males mayores).

Por otro, la sensación negativa pesa en algunas personajes que reúnen tantas características de un estereotipo que llegan a parecer cómicos. Por ejemplo, el malo de la función, de lo peor de la cinta (sólo él, no el brillante desarrollo de su plan). Pero hay muchos soplos de aire fresco que se llevan esta sensación, y la mayoría vienen de la misma fuente: Bruce Willis. Él es quien hace funcionar las situaciones más exageradas y disparatadas de esta película, él es quien nos hace reír con las respuestas que McClane da en situaciones límites. Este es claramente su personaje. Lo ha hecho suyo durante 20 años, y el paso de tanto tiempo no le ha mermado en nada esa capacidad de hacer disfrutar (habría que preguntarse qué parte de ese mérito le corresponde a su doblador español, Ramón Langa).

Si ‘La Jungla 4.0’ destaca por algo, además de por Bruce Willis, es por el escalofriante escenario terrorista que plantea. El 11-S, cuyo aniversario se acaba de conmemorar, trajo muchísimas restricciones al cine de acción. El terrorismo ya no podía entretener. Con esta película, se pueden dar por superados todos los miedos de la industria hollywoodiense. Hace un par de años hubiera sido imposible plantear el escenario que se ve en esta película. Una película que, por encima de todo, entretiene. Como las tres anteriores. Como si el tiempo no hubiera pasado.


Escribe tu mensaje
Caracteres restantes: 

Autor: Anónimo (Identifícate o regístrate)      Web: