PRINCIPAL  |  FOROS  |  ENLACES  |  PUBLICA TUS ARTÍCULOS  |  PRIVACIDAD  |  CONTACTO  | 
Quidsweb.com » Noticias de televisión, audiencias, crítica, rumores, series, telenovelas y cine Hospedaje y dominios
Leones por corderos

LEONES POR CORDEROS, ¿huele a Oscar?

Juan Rodríguez Millán 19/11/2007
Cuando el cine habla de cuestiones políticas, se corre el riesgo de alabar en demasía o menospreciar el trabajo cinematográfico en función de las ideas que esa película defiende. ‘Leones por corderos’, el último trabajo del siempre comprometido Robert Redford, se mueve con suma habilidad en ese delicado terreno. Ésta es una cinta en contra de las guerras iniciadas por el Gobierno norteamericano con el pretexto de acabar con el terrorismo (se centra en Afganistán, pero Irak está muy presente en las intenciones de la película), pero más que eso es una reflexión abierta sobre el papel que políticos, medios de comunicación, líderes de opinión, militares y ciudadanos de a pie pueden jugar en este complicado tablero de ajedrez.

Redford se sirve de tres historias entrelazadas. Dos jóvenes soldados (procedentes de minorías étnicas, uno negro y otro hispano) se alistan en el Ejército para cambiar las cosas sobre el terreno. Lo hacen en contra del parecer de su profesor, un idealista (que interpreta el propio Redford) que no comprende cómo ha podido cambiar tanto una juventud ahora carente de valores. Estos dos soldados toman parte en una operación militar sobre el terreno diseñada desde Washington por un senador (Tom Cruise) que trata de poner de su lado a la cansada opinión pública norteamericana revelando la existencia de esta nueva estrategia a una periodista experimentada (Meryl Streep).

Los nombres citados en el párrafo anterior dan idea de la categoría que tiene este filme en el apartado interpretativo. Tom Cruise, tan denostado a veces por buena parte de la crítica, demuestra película tras película que es un actor valiente. Su papel es un continuo e intenso cara a cara con Meryl Streep, un magnífico duelo de dos grandes actores. El papel que se reserva Redford, a pesar de estar posiblemente un peldaño por debajo de sus dos compañeros de reparto, le garantiza algunas de las mejores escenas de la película. Toda la ideología de ‘Leones por corderos’ se esconde precisamente en las enseñanzas de este profesor, tanto al joven apático al que intenta convencer del potencial que tiene como a los dos jóvenes que acaban luchando en Afganistán.

Más previsibles, incluso cabría decir que algo tramposos, son los otros segmentos de la película. Es fácil presentar a un político norteamericano como el que interpreta Cruise, un tipo que sueña con llegar a la Casa Blanca, al que no le importan las vidas de soldados norteamericanos que se queden en el camino con tal de presentar una victoria militar contra los enemigos de Estados Unidos. Es fácil también presentar ese conflicto periodístico entre una veterana reportera que todavía mantiene ciertos ideales y su poderoso medio de comunicación que le obliga a hacer lo que no quiere hacer. Es también fácil, y más después del auge en los últimos años del cine bélico, rodar una emboscada en Afganistán.

Lo difícil era dejar claro que la película es un mensaje a la juventud y a la ciudadanía. Es un clara incitación al compromiso, a hacer algo, aunque esté abocado al fracaso, cuando las cosas no nos gustan, a pensar en el mundo que nos rodea y en qué podemos hacer para cambiarlo. El tema es muy actual, y eso también le da valor a la película. El trabajo de Redford detrás y delante de la cámara, junto con el de sus compañeros de reparto, coloca ‘Leones por corderos’ en una posición muy digna. El cine con mensaje sigue teniendo cabida también en la ultraconservadora industria hollywoodiense.


Escribe tu mensaje
Caracteres restantes: 

Autor: Anónimo (Identifícate o regístrate)      Web: