PRINCIPAL  |  FOROS  |  ENLACES  |  PUBLICA TUS ARTÍCULOS  |  PRIVACIDAD  |  CONTACTO  | 
Quidsweb.com » Noticias de televisión, audiencias, crítica, rumores, series, telenovelas y cine Hospedaje y dominios
El periodismo 2.0 de Jordi Évole

Salvados finaliza una de sus mejores temporadas

Pascual Rodríguez  (Web) | 01/01/2012 a las 00:00
Si pensamos en un programa actual que haya ido aumentando en calidad a pasos agigantados el primero que se nos viene a la cabeza, al menos a mi, es Salvados, el programa de reportajes de La Sexta presentado por Jordi Évole.

Salvados comenzó hace 4 años, allá por 2008, con varios programas especiales y esporádicos, enfocados de forma temática. Así, Jordi Évole nos demostró sus artes periodísticas dando cobertura desde su particular punto de vista de mezcla de crítica y humor a la campaña electoral de ese mismo año.

En esa primera etapa, “El Follonero” se dedicó a desgranar con humor y sin pelos en la lengua, temas ya muy tratados por todos, pero desde otro punto de vista, lo que hizo que cayera en gracia tanto a su cadena, como a los telespectadores. Se trató de programas que trataban de política, de la Iglesia, de los toros, de la pasada Eurocopa o incluso de sus propios compañeros de trabajo, de la televisión.

Tras ser renovado, pasó a convertirse en un programa semanal, pero más dedicado al humor y más parecido a un magacín de actualidad y humor; con secciones como “Entrevistas en profundidad”, “Infiltrados” (con bromas tan sublimes como la señora con el décimo de Navidad premiado que había metido en la lavadora) o “Apatruyoyando”, comentando temas de actualidad con el ex-gran hermano Carlos Navarro.

Pero en esta última etapa, Salvados se ha reinventado completamente. Ha vuelto a los programas temáticos, dejando de lado las secciones y el humor para pasar a la crítica de la actualidad, vista desde los puntos de vista menos usados en periodismo hasta ahora. Ahora no solo pregunta a autoridades políticas, sino también a ciudadanos de a pie, e incluso organiza “debates” entre ciudadanos y políticos.

Desde aquel “Borrando a ETA”, seguido de “Reiniciando Euskadi” tras el anuncio del fin de la violencia etarra, Salvados ha sido un no parar de periodismo del bueno, dedicado a desgranar de forma clara y sin tapujos temas tan dispares como la crisis financiera, la financiación de los partidos políticos, las verdades sobre la recuperación de Islandia, la burbuja del ladrillo cultural, la financiación de la Iglesia, la monarquía o la forma de disolver manifestaciones por parte de los antidisturbios.

Algunos ejemplos de todo esto son, en el caso de la burbuja del ladrillo cultural, no solo entrevistar a políticos de uno y otro bando, como hace cualquier “periodista” sentado en el sillón de un plató de televisión, sino salir y ver claramente dónde ha ido a parar el dinero de la cultura en España, y hablar directamente con los ciudadanos.

En el caso del programa sobre los antidisturbios, hablando no solo con las autoridades políticas responsables de los mismos, sino hablando directamente con jefes de la policía, con trabajadores del cuerpo de los antidisturbios y con ciudadanos afectados por las cargas durante las manifestaciones.

Todo ello regado con una complicidad espectacular con los televidentes a través de Internet y sobre todo de Twitter, llegando a ser el tema más comentado en España cada semana e incluso colándose entre los temas más comentados a nivel mundial.

Jordi Évole es periodista. Pero lo gracioso es que la primera vez que se puso delante de una cámara fue como humorista. Y un humorista ha terminado haciendo el mejor periodismo que se hace en este país. Está dejando atrás a esos periodistas que no se mueven de su plató mientras que un río de invitados pasa por la silla de enfrente y cuando el tema se enfría ya no vuelven a pasar. Jordi Évole ha dado el paso hacia el periodismo 2.0, hacia el periodismo que, esperemos, imperará en el futuro.


Escribe tu mensaje
Caracteres restantes: 

Autor: Anónimo (Identifícate o regístrate)      Web: